¿Quién es y qué hace un ilustrador científico?

La ciencia necesita ser descrita con palabras y con imágenes (ilustración, fotografía, vídeo) para tener una buena comprensión. Imaginaros la descripción de una mariposa amarilla sin texto y solo con imagen. ¿Qué especie nos están describiendo? ¿Donde habita? ¿De qué se alimenta? Ahora al contrario, imaginemos la descripción de la misma mariposa amarilla sin imagen y solo con texto. ¿Qué tono de amarillo tiene? ¿Qué forma tienen sus alas? ¿Qué patrón de color sigue? Como podéis ver ambas partes, texto e imagen, son imprescindibles y complementarias.

Los ilustradores científicos son artistas al servicio de la ciencias, según uno de los libros de referencia más importantes para nosotros, “The Guild Handbook of Scientific Illustration” editado por Elaine R. S. Hodges. Es decir, los ilustradores científicos crean ilustraciones para la ciencia. Tienen las habilidades para observar y las técnicas para retratar un sujeto con total precisión siguiendo siempre las indicaciones del experto en el sujeto que se retrata. La comunicación y el entendimiento con esta persona es esencial, los ilustradores científicos intentamos ser las manos del experto para poder interpretar a la perfección lo que se quiere ilustrar. No quiero dar a entender que ha de ser necesariamente una ilustración hiperrealista, más bien no suele serlo, pero ha de contener la información esencial que se quiere transmitir con rigor científico.

Más allá de la ilustración de una mariposa que proponíamos al comienzo y que bien podría sustituirse por una fotografía, aunque de esto ya hablaremos en otro post, la ilustración científica tiene la extraordinaria capacidad de llevar al espectador a niveles no observables por el ojo humano directamente o difícilmente comprensibles a través de instrumentos. Nos muestra, por poner algún ejemplo, representaciones del universo, virus, secciones transversales geológicas, reconstrucciones de formas de vida extintas. Pero también nos describe situaciones muy difíciles de observar, como por ejemplo el comportamiento animal o la anatomía humana.

plumilla rana temporaria

Ilustración a plumilla con la técnica del punteo de la rana bermeja para mi tesina “Evaluación del efecto del pesticida p,p’-DDE sobre la rana bermeja (Rana temporaria) mediante la utilización de biomarcadores bioquímicos” publicada en 2004.

Por lo tanto, las ilustraciones que aparecen en libros de ciencias, atlas de anatomía, guías de campo, prospectos de medicamentos, tesis de máster (véase un ejemplo en la siguiente figura) y doctorales, artículos científicos, etcétera son ilustraciones científicas creadas por ilustradores con conocimientos específicos (técnicas de dibujo, códigos de color, anatomía animal y vegetal, microscopía, manipulación de especímenes, edición y maquetación, etc.)

Ilustración a plumilla con la técnica del punteo de la rana bermeja para mi tesina “Evaluación del efecto del pesticida p,p’-DDE sobre la rana bermeja (Rana temporaria) mediante la utilización de biomarcadores bioquímicos” publicada en 2004.

Me gustaría terminar este post con una frase del libro que he citado anteriormente “como el arte refleja la cultura, la ilustración científica refleja las conclusiones de la ciencia y la tecnología”

 

No se admiten más comentarios